INVISIBLE

El evento tendrá lugar del 30 de julio al 7 de agosto en #Masayahostels. Bar abierto hasta las 12pm 

El evento tendrá lugar del 30 de julio al 7 de agosto en #Masayahostels. Bar abierto hasta las 12pm 

Invisible, del latín invisibilis, “que no puede ser visto”.

INVISIBLE es una exposición que busca acercarnos, a través de la fotografía social, a una realidad que hasta ahora nos ha sido privada. Así, por medio de la fotografía, buscamos generar consciencia social a través de la imagen,  esa consciencia que puede interpelar a la tristeza, la rabia, la frustración y que, en el mejor de los escenarios,  puede producir cambios en la sociedad. Las imágenes que acá se exponen no muestran la pobreza como un enigma, sino su dignidad plasmada en la cotidianidad del ser humano.

La exposición INVISIBLE, tiene como punto de partida un proceso de investigación en el que el artista y el grupo exploran los modos de vivir de la comunidad de Buenaventura, su relación con el territorio, los impactos de la guerra, el arraigo territorial y su identidad. La exposición se encuentra dividida en tres grupos de fotografías: territorio, formas de vida y peinados como expresión identitaria. 

EL ARTISTA- GIULIO CIRRI

Desde muy pequeño, el artista italiano GIULIO CIRRI, viajó por el mundo acompañado de sus padres y de una cámara análoga básica. Su interés por la fotografía social empezó cuando vivió en la India 2 años, donde retrató la cotidianidad y el día a día que podían pasar desapercibidos para otros pero que para él, debían ser capturados por una lente.

Desde su llegada a Colombia en 2010, ha mostrado un profundo interés por el conflicto y sus manifestaciones, en especial por el desplazamiento forzado; este último fue el tema que expuso en su tesis, la cual presentó en Florencia y recibió críticas muy positivas por su forma de abordar el fenómeno y, más que nada, por acercar a los asistentes a una realidad desconocida. Por su profesionalismo e idoneidad, fue escogido para ser el fotógrafo que, a través de sus registros intensos y reflexivos, acompañará este Sueño Pacífico. 

tERRITORIOS INVISIBLES

Han pasado cerca de 500 años desde que llegaron a este territorio, y su realidad sigue siendo invisible para muchos. La ambivalencia aparece con el significado de la palabra progreso, que para muchos significa grandes industrias y edificaciones, pero que para ellos, consistió en rellenar de basura el mar para poder vivir en tierra y tener un lugar propio.

Dadas las connotaciones espirituales e históricas que tiene el territorio, sus habitantes guardan una relación ancestral con el mismo; allí desarrollan su vida comunitaria, familiar y personal a partir de sus propias lógicas y tradiciones. Por esta razón, un espacio construido con sus propias manos es la representación vívida de un Sueño Pacífico.

MODOS DE VIDA

La autoridad y el control que han ejercido los distintos actores armados en el puerto, alteran las dinámicas tradicionales de la comunidad bonaverense; los cantos y bailes típicos, los juegos en la calle, las labores del hogar y la cotidianidad, en general, se destruyeron, dando paso a formas de vida que llevaron, incluso, a que los niños adoptaran como normal el juego de la guerra. 

LOS TEJIDOS DE LA LIBERTAD

La historia de esclavitud, libertad, y de sobrevivencia se dibuja en la cabeza de las comunidades afrodescendientes. Sus peinados, que resultan llamativos, reflejan un largo proceso de resistencia en busca de la libertad.

Las mujeres negras, traídas del continente africano, trazaban mapas en sus cabezas que después usarían para escapar a Palenque, tierra de libertad. Allí escondieron semillas que garantizarían después la alimentación de sus comunidades, y guardaron oro entre las marañas trenzadas para poner fin al sometimiento del que fueron víctimas. Este símbolo de liberación ha trascendido en el tiempo y se ha convertido en un distintivo de estas comunidades, reflejo de su identidad y de una lengua invisible que se rehúsa a perder su valor histórico.